¿Cuándo hablamos de resistencia al fuego o reacción al fuego durante un incendio?

Desde el momento de la ignición, que puede tardar más o menos tiempo, hasta la propagación de las llamas, hablamos de reacción al fuego. En esta fase es crucial el comportamiento de los materiales, para que «quemen poco», no goteen, humeen poco, para evitar que el fuego se desarrolle y se propague y permita una evacuación lo más ordenada y larga posible. Si pensamos por ejemplo en la reacción de la madera al fuego, según EN13501 es D S2 d0. Esta sigla significa que cuando se expone al fuego, quema (D es una clase que va de A a F, en orden ascendente de clase), hace humo (S va de 1 a 3, siempre en orden ascendente) y no gotea (d va de 0 a 2).

La evacuación se produce en esta fase, en la que es fundamental elegir las estrategias adecuadas, como materiales con buena reacción al fuego, puertas de control de humos para facilitar la evacuación, vías de salida ordenadas y con relativas rutas de evacuación y equipos contra incendios.

A continuación, (estamos hablando de 5 minutos desde el inicio de las llamas, no de dos horas…) llegamos al llamado «Flashover«. Generalmente se define como la transición a un incendio completamente desarrollado en el que todos los materiales combustibles del compartimento están involucrados en el incendio debido principalmente a la radiación causada por los productos de la combustión. A partir de entonces, las pruebas de laboratorio simulan la resistencia al fuego, generalmente la capacidad de evitar que el fuego se propague de un compartimento a otro.

R, E, I

Las puertas cortafuegos son los principales elementos de compartimentación, sobre todo porque deben realizar múltiples funciones. De hecho, son resistentes al fuego.

En la mayoría de webs creadas con copia y pega, encontramos la fabulosa definición R.E.I., Aislamiento Hermeticidad Aislamiento. Suena a algo épico, casi como liberté, fraternité, egalité. Bromas aparte, esta definición era, en Italia, la anterior a la introducción, en 2004, de la EN1634-1, la norma europea con la que se prueban las puertas.

En el sistema europeo, R es la capacidad de carga, por ejemplo, en una pared, la capacidad de soportar una carga a pesar del incendio durante el tiempo especificado (por ejemplo, R120 o REI120, sería la capacidad de un tabique contra incendios de 120 minutos). No se aplica a las puertas.

Hoy en Italia no sería incorrecto definir una puerta EI 120 como REI 120, ya que el artículo 1, apartado 4 del Decreto Ministerial del 21.06.2004 establece que una puerta EI2 120 equivale a una puerta REI 120 según la antigua legislación nacional. ¡Simplemente es obsoleto!

ENSAYOS

Las puertas cortafuegos se prueban con la EN1634-1. En teoría, las puertas interiores todavía podrían probarse con la UNI 9723.

Para ambas pruebas se simula un «incendio normalizado», con la curva de calentamiento del horno de la norma ISO 834.

Durante la prueba, se evalúan (si haces clic aquí, accederás a un vídeo donde a partir del 8:50 hablo de esto):

Integridad – E

  • roturas o aberturas de determinado tamaño: la E falla si se crean orificios pasantes, además del umbral, con un diámetro igual o superior a 25 mm (calibre 25 mm) o si es posible introducir un calibre de 6 mm en un orificio pasante y dejarlo deslizar linealmente 150 mm en dos direcciones sin dañar las juntas;
  • ignición de una almohadilla de algodón – hisopo de algodón;
  • llama persistente (más de 10 segundos) en la parte no expuesta.

Aislamiento térmico –  I

  • En dos niveles, con los sufijos 1 y 2 (2 para el procedimiento adicional). El aislamiento térmico dispone de termopares centrales al panel que deben respetar una diferencia de temperatura media de 140 grados centígrados, los demás termopares no deben superar los 180 grados centígrados. Los marcos tienen un límite de diferencia de temperatura de 180 grados para los de madera y de 360 ​​para los de metal. En el panel, los termopares colocados a 100 milímetros del borde son los de la I2. En la norma europea se determina un «procedimiento adicional», donde a petición del «patrocinador», es posible aplicar termopares a 25 mm del borde de la puerta para determinar la estanqueidad I1. Evidentemente, al estar más cerca del borde, es más difícil respetar este parámetro. La estanqueidad I1 se exige, por ejemplo, en los Países Bajos.

CLASIFICACIÓN

Una vez probada, la puerta se clasifica según EN 13501-2. A continuación se muestra un ejemplo de clasificación

EI1 90, EI2 120, E180

Significa que la puerta ha mantenido la integridad hasta 180 minutos, el I2 hasta 120, el I1 hasta 90 minutos.

DIMENSIONES

Las extensiones dimensionales dependen del resultado del ensayo. Si pruebo una puerta de 30 minutos y hago 31 minutos, la medición máxima que podré producir será la que se prueba.

Si en cambio hago 36 minutos, obtengo en el ámbito de aplicación directa de los resultados – para puertas batientes – una extensión del 15 % de las medidas lineales con un límite del 20 % en superficie.

Esto quiere decir que si pruebo una puerta de 1000×2000, para simplificar el cálculo, con 31 minutos puedo hacer, como máximo, esa medición, con 36 puedo hacer 1150×2300 como máximo. En realidad nunca podré hacer esta medición porque estoy dentro del límite del 20 % de superficie. De hecho, la superficie de la muestra sería de 2 metros cuadrados, en consecuencia la superficie máxima sería de 2,4 metros cuadrados. Por lo tanto, podré hacer como máximo, por ejemplo, 1150×2050 o 1040×2300, que están por debajo del aumento del 20 % en superficie.

Para puertas corredizas el incremento permitido es del 50 % de las medidas lineales.

Los famosos 6 minutos de los que hablábamos antes normalmente se definen como «extratempo» o «overrun«, de la siguiente manera:

30 minutos -> 36

60 minutos -> 68

120 -> 132

ACABADOS Y COMPONENTES

En general se pueden aplicar pinturas, aumentos de espesor con límites. Algunas de las variantes se incluyen en el ámbito de aplicación directa (puertas de madera, aumento de espesor para identidad del materiales, aplicación sobre caras de laminados y enchapados ornamentales hasta 1,5 mm de espesor).

Incluso en lo que respecta a los componentes de construcción, como cerraduras, bisagras, manijas y cierrapuertas, hay componentes que deben probarse y otros podrían reemplazarse. En general, todas las modificaciones no incluidas en el ámbito de aplicación directa de los resultados deben buscarse en el ámbito de aplicación extensa de los resultados, para completar un EXAP, de los cuales podrá encontrar más información en la sección específica de la página web.

CRISTALES

Si se prueba un cristal de tamaño reducido, la puerta también se puede fabricar sin él. Si el tamaño es grande, la puerta se define como de vidrio y solo se puede fabricar con vidrio.

ACÚSTICA

Es muy frecuente que se requiera una reducción del ruido. Para conocer los ensayos a los que se someten las puertas consulta el apartado AISLAMIENTO ACÚSTICO de nuestra web.

CONTROL DE HUMOS

El control de humos es una característica cada vez más demandada, que se verifica con la norma EN1634-3. Para conocer los ensayos a los que se someten las puertas, accede a la sección CONTROL DE HUMOS de nuestra página web.

DIRECCIONES DE APERTURA A PROBAR

En los ensayos de puertas, normalmente se prueban los dos lados, el de apertura hacia el horno y el de apertura hacia el lado opuesto al horno. Hay casos, muy particulares a decir verdad, en los que según algunos párrafos de la norma es posible comprobar solo uno de los lados. Estaríamos hablando de puertas batientes de madera y marcos de madera, simétricas en su composición donde todos los elementos de los herrajes ya han sido probados y se dispone de las pruebas. De lo contrario, la puerta podría definirse como «monodireccional» y, por tanto, apta para ser sometida a fuego por un solo lado (una evidente limitación).

La mayoría de hornos disponibles son de 3×3 metros, generalmente en un ensayo se puede probar o bien con dos puertas de una sola hoja en doble exposición, o con una puerta de doble hoja en uno de los dos lados a probar.

TRANSICIÓN DE PUERTAS DE DOBLE HOJA A PUERTAS DE UNA HOJA

En la prueba europea, la transición de una puerta de dos hojas a una puerta de una hoja solo es posible – bajo determinadas condiciones – mediante un EXAP (consulta aquí para ver detalles), mientras que en el régimen de homologación esto está permitido según el Decreto Ministerial del 21.06.2004, Anexo C, párrafos 1a, 1b.

PAREDES DE MAMPOSTERÍA, CARTÓN-YESO O SOPORTES ASOCIADOS

También son importantes los soportes (paredes) sobre los que se prueba el artículo. En la norma aparecen los soportes llamados normalizados, es decir, definidos en la norma (en concreto, en la EN 1363-1:2012). Los soportes previstos se dividen en dos categorías: rígidos y flexibles. Por rígidos, nos referimos a la mampostería, por flexibles, a la paredes de cartón-yeso.

Si se prueba sobre un soporte no estandarizado, como por ejemplo una pared X-lam, este se entenderá como una «estructura de soporte asociado» y por tanto esa puerta en realidad podrá montarse exclusivamente sobre ese soporte.

Si pruebo puertas de hojas de madera y marcos de madera sobre un soporte normalizado rígido o flexible, puedo pasar de un soporte rígido a uno flexible.

Si pruebo puertas de madera y marcos metálicos sobre un soporte normalizado flexible, puedo pasar a un soporte rígido, pero no al revés.

Las puertas metálicas deben probarse tanto sobre un soporte rígido como sobre un soporte normalizado (se realizan dos ensayos). Por eso, cuando compramos una puerta metálica, esta tiene un “certificado” diferente si es de mampostería o de cartón-yeso.

QUÉ SE REQUIERE EN LA PREVENCIÓN DE INCENDIOS

Generalmente, un alojamiento turístico se estructura alrededor de una escalera que conduce a las plantas, el vestíbulo, si lo hay, tiene una puerta de una sola hoja EI60, las puertas de acceso a la escalera son de dos hojas, con barra EI60, las puertas de las habitaciones son EI30, la puerta del cuarto de servicio EI60 En cuanto a los cantos, las puertas del dormitorio se abren hacia el interior de la habitación, la puerta del cuarto de servicio se abre hacia el exterior.

LA DEMANDA DE MERCADO

Personalización, grandes tamaños, puertas enrasadas, puertas que combinan resistencia al fuego con aislamiento acústico.

QUÉ SE DEBE PROBAR

A la luz de lo anterior, no existe lo correcto y lo incorrecto. Para hacerlo bien, sería necesario realizar 10 ensayos, luego analizar las ventajas de cada empresa y comprender cuáles son los valores añadidos, las líneas de producción y los mercados en los que opera. Una vez has analizado los productos existentes, ya puedes hacerte una idea y pensar que probar todo quizás sea demasiado, pero mientras tanto comienza con los tipos que te permitan acceder al mercado y crear una posición para desarrollarte más adelante.

QUÉ OFRECEMOS EN CHEMOLLI FIRE

Somos expertos en la realización de ensayos, para los que aportamos toda nuestra experiencia y nuestro CONOCIMIENTO.

Con una amplia experiencia en este campo, como especialistas, te ofrecemos una asesoría completa durante todas las fases de experimentación en laboratorio, desde el diseño a la documentación de los resultados.

EL MÉTODO

Para nosotros, la escucha es la fase más importante de nuestra relación con el cliente: queremos que desarrolles un producto que sea la suma de tu identidad y tus necesidades.

En primer lugar, intentamos entender tus necesidades reales, así como los canales y mercados en los que quieres competir.

Luego, te mostramos cómo se lleva a cabo el proceso de prueba y certificación: necesitamos hablar contigo para comprender completamente tu punto de vista. A continuación, acordamos una propuesta que respete, de forma compatible con las prestaciones requeridas, tus líneas de productos, tus líneas de producción y, en la medida de lo posible, las posibles economías de escala mediante la utilización de productos y metodologías ya consolidados en tu empresa.

LA EMPATÍA

Miramos más allá de las oportunidades comerciales para asesorarte lo que haríamos nosotros en tu lugar.

Con nuestra experiencia, te aconsejamos qué, cómo y dónde debes realizar los ensayos. ¿En qué laboratorio debemos realizar los ensayos? ¡En el que se adapte mejor a nuestras necesidades!

EL PROYECTO

Una vez empezamos a trabajar, preparamos un proyecto integral con todos los detalles. Una de las primeras cosas a debatir, y sobre la que podemos asesorarte a la perfección, es qué materiales y componentes utilizar. Además, también llevamos a cabo una relación de costes y previsión de pesos, que te permitirán comprobar si alcanzarás tus objetivos. Estamos seguros de que sí, y siempre empleando las mejores prácticas del mercado.

CONSULTORES ATÍPICOS: NOS ENCARGAMOS DE TODO EL PROCESO DE ENSAYO

Un consultor es el que da los consejos y luego deja que sea el cliente quien los ponga en práctica. Nosotros no funcionamos así: nos quitamos la corbata y nos ponemos el mono de trabajo cuando se precisa. Una vez iniciada la producción de las muestras, estamos presentes durante el encolado de las puertas, ofrecemos apoyo durante los trabajos y el herraje, procedemos a la instalación de las muestras en el laboratorio con nuestros técnicos y estamos físicamente presentes durante la realización del ensayo. Gestionamos la fase de revisión de la documentación post-ensayo, te enseñamos la documentación y quedamos disponibles para todas las cuestiones relacionadas con la gestión de resultados.

Los resultados de los ensayos se pueden utilizar para homologaciones, marcados CE, Exap u otras prácticas que encontrarás en nuestra web.