Esta norma fue el resultado de estudios, pruebas, criterios de instalación y fabricación utilizados por UL para evaluar los dispositivos antipánico desde 1920, cuando se aprobó la publicación de la primera lista de dispositivos antipánico. UL 305 se desarrolló específicamente como método de ensayo centrado en la evaluación de dispositivos antipánico para uso en salidas de emergencia. Underwriters Laboratories (UL) publicó la primera edición de la norma en 1955, que ha estado en uso continuo hasta la sexta edición en la actualidad.

También es pertinente recordar que UL 305 se ha convertido en un requisito obligatorio referenciado en el International Building Code (IBC) publicado por el International Code Council (ICC).

El documento IBC es importante para cualquier empresa interesada en exportar ya que las reglas se introducen en todos los estados de la Unión a través de varias ediciones. Fuera de Estados Unidos, el contenido del IBC se puede encontrar en códigos de construcción de varios lugares de Medio Oriente.

Cuatro ensayos críticos

Ensayo de durabilidad
Ensayo de funcionamiento de emergencia
Ensayo de impacto a baja temperatura
Ensayo de elevada exposición ambiental

Si el producto está destinado a su uso e instalación en grupos de puertas cortafuegos, se deben realizar ensayos adicionales de conformidad con ANSI/UL 10C Positive Pressure Fire Tests of Door Assemblies. Si se requiere una clasificación contra incendios, el dispositivo debe probarse en puertas que se abren hacia adentro y hacia afuera del horno.

Para los productos que cumplen con las normas antipánico y contra incendios, la terminología cambia ya que se denominan fire exit hardware en lugar de panic hardware.

Extracto de la traducción autorizada del texto de Matthew Schumann, UL